Yinet Pereira

Yinet Pereira tiene un ojo fino y lúcido, una sensibilidad que no admite sitios comunes ni paseítos de ocasión por la ribera del vacío estético. Su fotografía se distingue por la manera en que remueve lo real, lo perceptible, en la conquista de la idea. En esa instancia reflexiva anida la obra de Yinet, cuya intención declarada es la fruición, un culto filosófico de lo bello. Más que el escenario, que el objeto fotografiado, importa la forma en que se manifiesta la belleza, los matices en que se da esa sensación de complacencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *